Historia del mando a distancia

El origen del mando a distancia, el perfecto aliado para una experiencia única con cualquier tipo de televisor y que es importante saber de donde es.

El primer mando a distancia

El primer mando a distancia desarrollado en 1950 fué «Lazy Bones», por medio de Zenith Radio Corporation. Este mando originario en Estados Unidos se conectaba a la televisión mediante un cable, lo curioso de este mando es que no era como los que conocemos hoy en día.

Este mando a distancia de 1950 requería de un pequeño motor que servia para mover el propio dial del televisor. Este invento fué propuso por F. MackDonald JR que decía y estaba convencido que la publicidad era un autentico incordio que molestaba en el momento de más auge.

Con el mando a distancia llegó el zapping, la práctica querida por todos cuando queremos evitar los anuncios.

Mando a distancia sin cable

Al tener tanto éxito, tan solo 5 años después comenzó el auténtico mando a distancia sin cables llamado «Flashmatic», con un sistema integrado fotosensible en conjunto con la televisión, lo gracioso fué que si entraba directamente la luz del sol la propia televisión se podría volver loca por si sola.

Llegó el Space Command la revolución, con un sistema ultrasonidos y un diseño más cuidadoso ya realizaba ondas sonoras para controlar algunas funciones de la televisión y lo mejor de todo, no funcionaba con pilas por que nunca se creyó que la sociedad se acostumbraría a ningún tipo de batería.

Conforme la tecnología avanzaba los circuitos integrados se impusieron acompañados de baterías. La tecnología con infrarrojos tuvieron un auge en los años 80 fabricando el mando más común del siglo XX con respecto al XXI

Deja un comentario